Vino Gessami

martes, 02 de septiembre de 2014
De un coupage heterogéneo por lo que al origen de sus variedades se refiere, Cavas Gramona elabora el vino blanco sin crianza, Gessamí 2013, con DO Penedès.
Para conseguir la mayor expresión floral y afrutada del vino Gramona Gessamí, las v
ariedades Muscat de Frontignan, Gewürztraminer, Muscat de Alejandría y Sauvignon Blanc se vendimiam en su punto óptimo de maduración. La primera en alcanzarlo es la Muscat de Frontignan, y la última que se vendimia es la Sauvignon Blanc.
Las vinificaciones de cada variedad se realizan por separado. Se comienza por una maceración pelicular en frío, a 10ºC, para conseguir extraer de las partes sólidas la mayor cantidad de componentes aromáticos. Una vez finalizado este proceso se efectúa un suave prensado y sólo se aprovecha el “mosto flor”, lo que equivale al 40% del total extraído. La vinificación finaliza con una fermentación constante entre los 13-15ºC.
Perfectamente, el vino blanco joven Gessamí 2013 puede permanecer en botella entre uno y dos años.

-A LA VISTA:
Muy limpio y de aspecto untuoso, el vino blanco joven afrutado Gramona Gessamí adquiere un pálido color ceroso con tenues reflejos verdosos; lágrima fina de aspecto glicérico.

-EN NARIZ:
De expresión aromática franca, seductora y muy fresca; desde su inicio, ofrece una profunda sensación primaveral definida por un festival floral de jazmín y azahar, acompañado de notas frutales de carnes amarillas, matices vegetales de sotobosque y todo ello envuelto de una golosa atmósfera almibarada. De fondo, afloran sutiles notas minerales y chispeantes apuntes cítricos.

-EN BOCA:
De entrada muy agradable, fresca y de textura cremosa, muy suave; recorrido largo y untuoso, bien acompañado por una agradecida sensación de frescor que aporta una equilibrada acidez, que a la vez compensa el alto grado de golosidad varietal; buenas sensaciones del retorno aromático, de nuevo regresan notas florales, cítricas y lo que parece matices de pera almibarada. Final persistente con sensaciones amargas de almendra verde; postgusto afrutado con una pincelada cítrica. El vino blanco Gessamí DO Penedès es un vino muy equilibrado y bien estructurado